sábado, 1 de diciembre de 2012 | By: Laura Falcó

Escuela de Vampiros

-Buenos días a todos y bienvenidos a la escuela Glóbulos rojos para vampiros. Dijo la profesora al entrar en aquella aula repleta de jóvenes e inexpertos secuaces.
-Buenos días. Contestaron todos a coro.
- Están ustedes en la clase de formación básica. Durante este cursillo profundizaremos en tres módulos básicos. El primero lo destinaremos a la supervivencia, el segundo a la caza y el tercero, pero no menos importante, a la etiqueta y el saber estar. Para tener el título oficial de vampiro hay que superar cada uno de estos módulos y las correspondientes prácticas. ¿Alguna duda?

Uno de los alumnos levantó la mano.

-¿Sí? Dígame señor Everet. -Respondió la profesora señalando al alumno.
-¿Es posible elegir el destino de las prácticas?
-No. Los destinos se conceden al azar. Sino todos querrían ir a Transilvania y la familia Drácula ya está a tope. ¿Alguna pregunta más?

Viendo el silencio de la sala la profesora Vera siguió con la lección.

-Empezaremos con la supervivencia. Todo vampiro debe saber cuáles son las normas básicas para seguir vivo. A continuación las enumeraré y las explicaré y luego, os pondré casos prácticos. Las principales normas son:

1. Los vampiros dormimos de día. La luz del sol nos quema y nos mata y por tanto, debemos tener un refugio donde guarecernos del sol mientras dormimos, plácidamente. Aún recuerdo el celebre caso de un estudiante de este centro que, tras una borrachera, confundió su ataúd con una maquina de rayos UVA. El final de esta historia no es difícil de imaginar. Sólo quedó un vampiro chamuscado.

2. Los vampiros no soportamos el ajo, es más, el ajo puede acabar con nuestra vida. Así que, hagan el favor de comprobar los ingredientes de los platos cuando vayan a un restaurante. No se pueden imaginar cuantos vampiros han muerto absurdamente tomando unas gambas al ajillo, o unas setas salteadas.

3. Los vampiros no soportamos ni las cruces, ni el agua bendita. Por tanto, si deciden entrar en una iglesia, recuerden que no es aconsejable santiguarse con el agua bendita de la pica bautismal y tampoco hace falta que comulguen. Guarden los cumplidos y el saber estar para otra ocasión. Hay unos cuantos colegas suyos tan eruditos, que llevan la forma de la cruz marcada en su frente de por vida, o el paladar achicharrado.

4. Los espejos. Cómo supongo saben, los vampiros no nos reflejamos en los espejos así que, es aconsejable no ponerse enfrente de ellos. En primer lugar, porque no queremos llamar la atención y en segundo lugar, porque nos pondríamos en peligro al descubrir nuestra naturaleza.

5. Recuerden, sí, son inmortales salvo si les clavan una estaca en el pecho; pero no hace falta hacer alarde de ello. Espero que este curso no me lleguen noticias del tipo de: “Un hombre se tira desde un puente de más de cinco metros de altura y sobrevive, milagrosamente, sin un rasguño tras ser arrollado por un camión” Se supone que debemos pasar desapercibidos, no dar la nota.

6. Por último, ningún vampiro puede matar a otro salvo que sea de mayor rango y lo desafíe para asumir el liderazgo del clan. Si eso se incumple, el vampiro culpable será proscrito, o condenado a muerte. Y les aviso, no sirve de nada decir aquello de “yo no quería, fue un accidente, el me clavo primero el colmillo...”

¿Tienen ustedes alguna pregunta?

-¿Y si un día le doy un beso a una chica y ha comido ajo? -Preguntó un chico al fondo de la sala.

Vera suspiró con resignación. Ya había empezado, como cada año, el ciclo de preguntas idiotas y absurdas.

-Limítese a confraternizar con los de su especie y no tendrá esos problemas.
-¿Y si alguien me rocía con agua bendita? Insistió el mismo muchacho.
-¡Señor Sean! ¡La gente no va por la calle rociando al personal con agua bendita!

Tras una pausa de un segundo, Vera dio paso a una muchacha que levantaba también la mano.

-Y digo yo... ¿todavía no han encontrado un remedio para lo de los espejos?
-¿Remedio?
-Sí, es que peinarse y maquillarse sin verse la cara es un poco jodido.

Visto lo absurdo de la pregunta, Vera contorneó la cabeza en señal de desaprobación y no se molestó ni en contestar. Entonces otra chica levantó la mano y preguntó:

-¿Y si nos disparan con una bala de plata?
-¡Las balas de plata sólo matan a los hombres lobo! Parece mentira que lleguen a la escuela sin haber adquirido los conocimientos más básicos. -Respondió Vera indignada.
-Bueno. Ahora voy a poneros casos prácticos y veremos si habéis entendido la lección.
Imaginemos que os invitan a comer a casa de vuestro jefe. De primero hay revuelto de ajos tiernos. ¿Qué hacéis?

Sin ni tan siquiera esperar a que la profesora le diera la palabra, un chico de la tercera fila se precipitó.

-Me lo podría en la boca, iría al baño y lo tiraría en la taza.

Vera se llevó las manos a la cara en señal de desesperación.

-Muy bien... un vampiro menos. Acaba usted de quemarse como mínimo la boca, la lengua y la garganta. Nunca, repito nunca, se pongan nada que pueda ser tóxico en la boca. La respuesta correcta sería declinar probar el plato, alegando alergia al ajo.
-¿Y si me lo pongo en el bolsillo de la chaqueta?
-¿Acaso tiene una mano a prueba de ajos? -Preguntó la mujer algo nerviosa.

Se hizo un tenso silencio y Vera prosiguió.

-Bien, vamos a por el segundo caso práctico. Estamos lejos de nuestra guarida y está a punto de amanecer. ¿Qué harían?
-Ponerme una visera y unas gafas de sol. -Contestó una de las chicas de la primera fila.
-¡Pero será animal! Ya tenemos otro vampiro menos y a este ritmo me quedo sola.
-¿Y si cojo un paraguas? -Insistió la chiquilla.
-¡¡¡¡Uuuffffff!!!!! -Dijo resoplando la profesora tratando de contenerse. -La respuesta correcta es buscar un sótano, un metro o algo similar y esperar a que anochezca. Creo que por hoy lo vamos a dejar aquí. Nos vemos mañana. -Dijo la mujer algo desesperada por la torpeza de sus alumnos.

A la mañana siguiente, Vera prosiguió con la lección.

-Buenos días a todos. Ayer terminamos el módulo de supervivencia y hoy vamos a hablar de la caza. Todos los vampiros debemos aprender a cazar para alimentarnos sin embargo, hay una serie de normas que debemos preservar para no salir perjudicados:

1. Nunca cazar en nuestro entorno cercano. En cuanto empiecen a darse casos de mordeduras de vampiro cerca de nuestra casa, o en nuestro círculo de amistades, podemos pasar a ser sospechosos. Os recuerdo que ante todo debemos pasar desapercibidos. Además, no es de muy buen gusto el ir por ahí mordiendo a los amigos y por otro lado, resulta algo engorroso quedarse sin portera o sin mujer de la limpieza. Es más práctico irse a cazar lejos de casa.

2. Las mordeduras deben ser limpias y en un lateral del cuello. Si mordemos la Aorta vamos a desangrar a la víctima inútilmente, además de mancharnos. Si queréis, al final de la clase podréis practicar con un maniquí.

De pronto, uno de los alumnos interrumpió.

-¿Y si mordemos en otra parte del cuerpo como un brazo, una pierna...?
-¿Sabe usted cuántos mordiscos son necesarios para obtener la suficiente sangre mordiendo una pierna? ¿Acaso quiere convertir a su víctima en un colador?

Una risotada generalizada sonó en el aula. Vera siguió con la clase.

3. Hay que tratar de no llevarse la cena a casa. Ya sé que es muy cómodo estar con pijama, tranquilamente en el sofá de casa y darle un bocado al invitado de turno pero... deben recordar que esto no es como el Telepizza. Al final, si la comida viene a casa, acabarán por pillarles.

4. Las reservas y la conservación. Hay que aprender a envasar raciones de sangre al vacío, para épocas de crisis. No todos los días somos capaces de cazar, pero necesitamos sangre a diario. De todas formas, si van a llevar invitados a casa traten de tener la sangre en una nevera independiente. Si algún invitado abre su nevera en busca de un refresco y se encuentra con tan anómalo arsenal, puede estallar el pánico. Aún me acuerdo del famoso caso de un vampiro que en Navidad, se le fue la olla y a falta de reservas para realizar su magnifico ponche de sangre y arándanos, decidió atracar el banco de donantes del Hospital Central. Salió hasta en vampiro 5 TV “Vampiro con síndrome a abstinencia asalta el Hospital en busca de sangre”

-¿Alguna pregunta?

Se hizo el silencio.

-Bien, viendo que no hay preguntas pasaremos al caso práctico. Imagínense que están desesperados y muertos de hambre y no encuentran caza, ni tienen reservas. ¿Qué harían?

Un chico levantó tímidamente la mano.

-¿Vaciar el cubo de las compresas y tampax de un baño público?
-¡¡¡Dios Santo!!! -Exclamó al profesora con expresión de asco y sobrepasada por aquella respuesta.
-¿Morder a un perro, a un gato, a una rata...? -Contestó otra alumna.
-¿Y si me corto la venas y chupo de mi sangre? -Añadió otro chico.
-¡¡¡¡Basta!!!! ¿Es que os habéis propuesto batir el récord de tonterías por minuto?

Agotada y acalorada Vera se sentó un minuto y tomó aire.

-Sinceramente, ¿A nadie se le ha ocurrido la opción de pedir prestada sangre a un compañero?, ¿No era más fácil que todas las barbaridades que han dicho?

Todos se miraron sorprendidos por aquella respuesta.

-Último tema. Apuntó Vera extenuada por aquella clase. Vamos a hablar de la etiqueta. Verán señores, somos vampiros, no payasos, drag queens o transformistas. Yo recomiendo ir vestido como el resto de los mortales. Esa es la mejor forma de pasar desapercibidos. No hace falta pintarse los ojos de negro, ni ponerse lentillas rojas, ni enfundarse en un smoking con capa negra y roja, ni engominarse el pelo al estilo de Boris Karloff. Por cierto, antes de acabar la clase, un último consejo. Recuerden una cosa, los vampiros no vuelan, sólo vuelan los murciélagos. Si todavía no saben convertirse en murciélago, no traten de volar. Lo digo porque cada año tenemos que desincrustar del jardín a algún energúmeno que ha decidido hacer prácticas de vuelo ataviado con una capa a lo Superman desde el terrado de la escuela. Ah! Y otra cosa más. Están terminantemente prohibidas las novatadas. Nada de cambiar las bolsas de sangre de la cocina por tinte rojo, nada de estacas falsas, o de llenar las habitaciones de cruces. ¿Queda claro?

10 comentarios:

Laura Falcó dijo...

Debido a que me estaban invadiendo a spam en este relato (posiblemente un virus) lo he tenido que borrar y volver a colgar. Añado abajo los comentarios que habían sobre el mismo

32 comentarios:
iruy dijo...
HOLA LAURA ESPERO QUE ESTES BIENN TUS HISTORIAS SON DEMAS DE BUENAS TODAS ME ENCANTAN, SIGUE ASI....

19 de noviembre de 2009 05:17
hargos dijo...
me encanto la historia , gracias por hacercarte a mi rincon , un besazo

20 de noviembre de 2009 02:52
jessa dijo...
jejeje me gusto la historia es graciosa un abrazo lau me encanta tus historias espero que pongas mas :>

21 de noviembre de 2009 12:03
HELEN dijo...
NO HE PARADO DE REIR, ERES MUY PERO MUY BUENA EN LO QUE HACES. GRAN TALENTO EL TUYO.

22 de noviembre de 2009 03:45
Angus dijo...
Excelentes letras.

24 de noviembre de 2009 07:28
Rodolfo Cuevas dijo...
Es un relato entretenido, me hizo reír bastante, gracias...

27 de noviembre de 2009 12:02
cuentapasos dijo...
Muy especial talento agradezco a la suerte el haber encontrado este espacio donde detenerme a leer. Gracias por compartirlo. Saludos

Laura Falcó dijo...

28 de noviembre de 2009 07:09
Laura Falcó dijo...
Gracias a vosotros que sois los que dais sentido a nis historias

28 de noviembre de 2009 10:59
Anónimo dijo...
hahahahaha... pobre de la maestra xD ..... plop.¡


salu2.

1 de diciembre de 2009 08:56
Anónimo dijo...
Muy bueno, eso de las compresas fue atroz jajaja pero me dió risa.

Ciao

2 de diciembre de 2009 06:25
Laura Falcó dijo...
Bueno es que me imaginé a pobre vampiro chupando en la basura del baño de mujeres y, solo imaginarlo, me dio una mezcla entre ataque de asco y de risa.

3 de diciembre de 2009 03:01
Ilse dijo...
hola soy nueva en esto del blog .,de casualidad encontre su blog y me parecio interesante-.,
me gusto mucho esta historia ., me rei mucho
que estes de lo mejor., seguire leyendo algunas otras

buen dia (:

20 de diciembre de 2009 02:04
Concheria dijo...
eso es justo lo que no pasa en crepusculo

12 de enero de 2010 13:16
Anónimo dijo...
holalaurame gustan mucho tus relatos y eres una inspiracion para losqueapenas estamos enpezando en esto

2 de marzo de 2010 09:52
sensual biting dijo...
el relato es bastante bueno en la mayoria de los conceptos que suele ser casi desconosidos incluso para algunos de sus propios seguidores.
pero hay que resaltar el como no podemos dejar de lado los apsectos de gran sensualidad en su mordida y todo lo que esto puede representar

11 de marzo de 2010 02:08
*****LOKIS***** dijo...
jejejeje mas finuu te quedo super cool no e podido dejar de reir jajaja

21 de marzo de 2010 01:42
*****LOKIS***** dijo...
concheria tienes algun problema con crepusculo jejejejeje

22 de marzo de 2010 01:52
えんまぬえる dijo...
muy bueno, me mato de risa

29 de marzo de 2010 05:47
PauuLa..❤ dijo...
jajaja .. me reei demaciado :D me encantan tus relatos! cuidate


saludos desde mexico :)

31 de julio de 2010 09:58
G.S dijo...
Fantástico! Yo tengo una historia sobre un vampiro adolescente, aunque algunos topicos no los cumplo, simplemente me imagino otros!

http://ellaylasangre.wordpress.com

28 de noviembre de 2010 03:09
Mar dijo...
Muy bueno, Laura. Me parto de risa.
Un saludo.
Mar

14 de enero de 2012 05:03
Laura Falcó dijo...
Bienvenida Mar y gracias por tus comentarios. Un abrazo

14 de enero de 2012 05:07
Anónimo dijo...
muy bonito me hizo reir

1 de marzo de 2012 14:27
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
24 de septiembre de 2012 12:21
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
29 de septiembre de 2012 01:41
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
29 de septiembre de 2012 18:58
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
30 de septiembre de 2012 07:15
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
30 de septiembre de 2012 08:11
Laura Falcó dijo...
Please, do not put advertisements on your posts. If you do so, they will be erased.


30 de septiembre de 2012 08:27
Anónimo dijo...
Pobres vampiros, están más brutos que los chicos de preparatoria, mas que miedo dan ganas de adopatar alguno.
Gracias, Laura....me encanta tu blog.
Alicia
Octubre 24, 2012

25 de octubre de 2012 03:00
Laura Falcó dijo...
Gracias Alicia

25 de octubre de 2012 05:15
Peter Mathius dijo...
Qué Gran e Hilarante história, no he pasado de linea sin reirme, está genial, eso es muy bueno, un poquillo de buen humor siempre viene bien ante tantas desgrácias que estamos viviendo últimamente en nuestra sociedad con motivos tan escandalosos como la crisis que tristemente nos rodea a todos... MUY BUENO, GENIAL y RECOMENDABLE (Está estupendo)Por Cierto Láura... ¿Dónde se Imparten estos cursos ? De momento en CEAC no he visto que tengan ninguno de estas características tan BUENAS, ja,ja,ja,ja (Saludines) :D

Anónimo dijo...

Buenos días Laura, antes que nada un saludo y quiero decirte que soy fan tuyo. Vivo en Tamaulipas, México y me gustaría tener tu libro, si hay manera de obtenerlo por favor escríbeme a mikemontenegro@hotmail.com. Gracias y felicidades por tus trabajos.

Anónimo dijo...

Saludos Laura, felicidades por tu blog y libro. Tus historias son geniales, es una pena nada más que hace rato que no hayas puesto una nueva. Ojalá algún momento pueda ser así, al menos de vez en cuando.

Muchos saludos y éxito!

Laura Falcó dijo...

En breve colgaré nuevas, el problema es que he estado inmersa en escribir una novela.

Gracias

Oz dijo...

Excelente post Laura, muchas gracias por compartirlo. Te quiero invitar a mi nuevo Blog de Cine de Terror que seguramente te gustará, espero tus comentarios en:
http://terror-en-el-cine.blogspot.com/

Un gran saludo, Oz.

Anónimo dijo...

hola laura usted sabe hacerca de vampiros verdad por que aqui hay un vampiro ese soy yo es un placer estar aqui compartiendo un rato

Anónimo dijo...

Me gusta mucho lo que escribes y he llegado a pensar que tus historias pervierten mi mente de buena manera.

Me gustaria comprar tu libro y no "descargarlo", sigue con ese pensamiento sin barreras.

Saludos desde México.

Anónimo dijo...

Hola laura tu historia me ha maravillado. Soy un publicador de una editorial exitosa para conocernos mejor ve al cementerio a la media noche y no traigas ningun objeto religioso o algo por el estilo. Cosas de criterio

Anónimo dijo...

Ja ja ja. Un relato genial. Saludos cordiales desde Ecuador. Asoreth

Publicar un comentario en la entrada