martes, 30 de septiembre de 2008 | By: Laura Falcó

La doble


Se podría decir que mi vida es gris. Me levanto cada mañana a la misma hora, para ir a trabajar a la misma triste oficina. Llego a casa y preparo la cena. Después de cenar Daniel y yo nos sentamos frente a la tele hasta que dan las doce y entonces nos vamos a dormir. Rutina, siempre la misma rutina.

Una mañana todo empezó a cambiar. Al principio pensé en un estúpida confusión y luego en la casualidad pero, desgraciadamente, la realidad es testaruda y acaba por imponerse.

Lunes 3 de marzo

Tengo una reunión de trabajo en la otra punta de la ciudad. Salgo de la oficina sobre las 12:00 y tomo un taxi. Antes de entrar al edificio donde tengo la reunión entro en la cafetería de enfrente; me sobra tiempo. Me siento junto a la ventana con un café con leche y la prensa diaria. Alguien en la calle se acerca a la ventana saludándome; no le conozco. Entra en el local y se me aproxima.

- ¡Pero bueno...cuanto tiempo¡
- Perdón pero creo que no nos conocemos
- ¿Sandra?
- No, se equivoca
- Emm, hubiese jurado...perdona chica pero es que...sois idénticas.
- Pues, definitivamente no soy ella. Lo siento
- Perdona por la confusión
- No pasa nada


Viernes 14 de marzo

Que ganas tengo de llegar al hotel. Daniel dice que El María Cristina es uno de los mejores hoteles del norte de España. Por una vez nos vamos a permitir un extra. Este fin de semana fuera de casa me irá bien para desconectar.
Llegamos a la recepción del hotel y Daniel lleva la única maleta que hemos traído. Sacamos el bono del hotel y lo ponemos sobre el mostrador.

- Señora Herrero. Es un placer verla de nuevo por aquí.
- ¿Qué?
- Que es un placer volver a verla.
- ¿Volver a verme? Pero si yo...yo nunca he estado aquí. Creo que se equivoca de persona.
- Ups..pues se parece usted muchísimo. Créame que lo siento.
- Ya...tranquilo. No pasa nada.

Ese día intuí que algo extraño estaba ocurriendo. Al subir a la habitación le comenté a Daniel lo ocurrido en la cafetería pero tal y como imaginaba Daniel no le dio ninguna importancia.

- ¿ Sabes cuanta gente se parece? Vamos Ana, son simples confusiones. Ahora no te comas la cabeza con esa tontería.
- Pero es que en tan poco tiempo..da mal rollo.
- Venga, deshacemos la maleta y nos vamos a dar una vuelta. ¿Te parece?
- Sí claro.


Miércoles 19 de marzo

Como cada miércoles al salir de trabajar me voy al gimnasio. Necesito ir al menos dos veces a la semana para sentirme bien. A la salida cojo el metro, hay mucho tráfico y con el autobús iba a tardar el doble. Me subo al vagón y me siento. Aprovecho para escuchar las noticias en mi MP3. Alguien golpea mi hombro, me giro. Una mujer de mediana edad me pregunta:

- ¿Vas a ir mañana a la recepción que dan en la Embajada francesa?
- ¿Perdón?
- ¿Qué si tienes que ir a ese rollo protocolario de mañana?
- ¿La..conozco?
- ¿Estas tonta?
- Me parece que se confunde de persona
- ¿No eres Sandra?¿Sandra Herrero?
- No pero, empiezo a estar intrigada. Ya van tres personas que me confunden con esa señorita.
- Bueno..es que eres clavada.
- ¿Podrías explicarme alguna cosa sobre esa Sandra? Ya tengo auténtica curiosidad.
- Bueno, yo trabajo con ella en la Embajada americana. De hecho, es mi jefa. Ella es la embajadora de Estados Unidos en España.
- Interesante. ¿Casada, soltera...?¿Tiene hijos?
- No, no...Sandra es soltera y convencida de ello. No sé yo si con lo que viaja podría tener una familia.
- Ya.
- Es que no me extraña que te confundan con ella...podríais pasar por siamesas.
- La verdad es que es raro saber que hay alguien idéntico a ti por ahí.

Llegué a casa seriamente contrariada y empecé a sentir auténtica curiosidad por aquella mujer. Me senté frente al ordenador y tecleé su nombre en Google.

Existían diversas entradas, sobre todo relacionadas con noticias de la embajada. Por fin, encontré dentro de un reportaje algo así como una pequeña biografía con foto. El parecido era asombroso.

Sandra Herrero:

Fecha de Nacimiento: 5 de junio de 1969
Estado Civil: soltera
Cargo actual: Embajadora de EEUU en España
Estudios: Económicas, Derecho, Diplomacia y protocolo
Idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Alemán y Ruso.

- ¡Jesús! pensé. Que inculta que me siento. Tiene mi misma edad y un curriclum alucinante.


Viernes 29 de marzo

Estoy obsesionada con Sandra. Daniel está harto de oír hablar de ella. Me pide que acuda a un psicólogo.

Su vida es bastante mejor que la mía, más interesante. Ella es lista, tiene un trabajo interesante y un sueldo mil veces mejor que el mío. He visto donde vive, la he seguido. Va a restaurantes caros, compra ropa de marca, conoce lugares y países que yo no conoceré jamás...la envidio, la odio, la detesto. Ella tiene la vida que yo siempre merecí.


Domingo 6 de abril:

Querido Daniel,

No soporto más esta farsa. El amor se acabó hace mucho y nuestra convivencia, lejos de ser feliz, es patética. Como puedes ver no quiero nada, ni tan siquiera el piso que compramos a medias. Tan sólo quiero recuperar mi libertad. Por favor, no trates de buscarme, déjame ser feliz.

Te deseo lo mejor,

Ana


Lunes 7 de abril

El País Lunes 7 de abril

Sucesos:

Hallan el cuerpo de una mujer de aproximadamente cuarenta años de edad al que le han arrancado la dentadura. El cuerpo estaba deformado por el ácido y sin huellas dactilares. Parece ser que el asesino quería evitar la posible identificación del cadáver. La policía científica está investigando este extraño homicidio.


Martes 8 de abril:

Me llamo Sandra Herrero y mi vida empieza hoy.

0 comentarios:

Publicar un comentario